METODO DE ENSEÑANZA

La enseñanza abarca todas las edades, desde los 8 años en adelante, sin límite , todos pueden tocar guitarra, dependerá de la dedicación, el tiempo de práctica que dediquen durante la semana y el amor a lo que hacen.
No se necesita más, el maestro solo debe guiar al alumno a que desarrolle sus condiciones.



El sistema utilizado en alumnos de 8 a 12 años está basado netamente en que el niño aprenda rápidamente, que en la primera o segunda clase (dependiendo de su aptitud) ya esté tocando melodías conocidas para él, lo que hará que sienta que es sencillo y posible tocar un instrumento.
A medida que avanza su conocimiento se lo va introduciendo en lo teórico de la música, aprender a leer, a acompañarse si le gusta cantar, grabar sus propias melodías.
Las clases son individuales, pero parte de la enseñanza es tocar obras fáciles a dos guitarras, para que también tenga la experiencia de saber como se coordina la música con otro ejecutante.

Muchas veces el alumno es quien tiene la iniciativa de querer aprender a tocar un instrumento, pero muchas otras también, son los padres quienes son los que llevan la mayor inquietud de que su hijo haga música, ya sea porque ellos no pudieron, porque tienen un instrumento heredado de la familia y esperan que alguien lo aprenda etc, los motivos por los que el niño  se acerca a estudiar, son variados, por eso es la función del maestro estar atento a este hecho, si el alumno es quien quiere aprender, en pocos días de clases se hará notorio. Se debe proteger al niño si este manifiesta que no está convencido de lo que hace. La música es la libertad del alma, pero si se hace a la fuerza, pasa a ser un espacio doloroso para todos, para la familia, que desde la obligación genera rechazo del niño hacia el instrumento, para el niño que siente que cada semana se le hace más dificil asistir a la clase y para el maestro, que ve que el alumno no avanza en su estudio.
No debe el maestro anteponer lo económico a lo netamente ético como lo es, enseñar a quien desde su interno siente  a la música como propia.

A partir de los 12 años en adelante, la modalidad del aprendizaje está direccionado a que se tenga u desarrollo profundo del sistema musical, pasando por teoría, rítmo, acordes, lectura, es decir un conocimiento amplio para que si  decide con el tiempo ingresar a un Conservatorio, lo aprendido sea de utilidad para el paso siguiente, el conocimiento atesorado le permitirá crecer, luego con cualquier instrumento. El conocimiento los hará libres.